JASoft.org

El blog de José Manuel Alarcón Aguín. Programación web y mucho más...

MENÚ - JASoft: JM Alarcón

Microsoft Band: review después de varios meses de uso

El año pasado, en noviembre, el lanzamiento de la Microsoft Band nos pilló a todos por sorpresa pues nunca habían hablado de ella ni se sabía nada. Su éxito fue brutal: Yo llegué a EEUU dos días después de que la pusieran a la venta y estaba ya agotada en todo el país (el único en el que se vendía. Ahora se vende también en UK desde el mes de abril de 2015). Por culpa de eso y de que luego la fueron soltando a cuentagotas, no pude hacerme con una hasta hace 4 meses.

El modelo que yo tengo es comprado en Estados Unidos, pero no creo que haya diferencia alguna con el modelo que puedes adquirir en Reino Unido, así que mi revisión valdrá para cualquiera que tenga intención de comprarla.

Antes de seguir creo que es importante destacar que este modelo es la primera versión del dispositivo, y de hecho es el primer "wearable" que lanza Microsoft desde hace más de una década (tras aquel casi inadvertido SPOT de 2004, que usaba señales de radio FM para recibir datos).

Otra cosa importante: de momento solo está disponible en inglés.

microsoft-band-sensor-pulsaciones

Hardware y sensores

Lo primero que cabe destacar de la Band es la cantidad de sensores que empaqueta en un dispositivo tan pequeño y de un precio tan contenido (200 dólares).

Ofrece de serie nada menos que 10 sensores diferentes a los que podemos sacar partido para tener controlados muchos parámetros de nuestro cuerpo y de nuestro entorno, a saber:

  1. Monitor óptico de pulsaciones cardiacas. Muy interesante su funcionamiento, por cierto.
  2. Acelerómetro de 3 ejes, capaz de medir movimientos en 3 dimensiones.
  3. Giróscopo, para medir ángulos
  4. GPS: si salimos a correr o a hacer bicicleta no necesitamos llevar el móvil encima para saber distancias recorridas, altitudes, etc..
  5. Sensor de luz ambiental, para controlar el brillo de la pantalla y hacer que se vea bien en casi cualquier situación.
  6. Sensor de rayos UVA: para los que somos blancuchos y foto-sensibles como yo nos viene muy bien, pues mide la fuerza del sol e incluso nos dice cuánto tiempo estima que podemos estar al sol antes de quemarnos si no usamos protección (más sobre esto luego).
  7. Sensor de temperatura de la piel: nos dice la temperatura superficial de la piel. Ojo, no es la misma que nos daría un termómetro, sino inferior además localizada en la zona en la que llevemos la Band colocada (cada parte del cuerpo puede tener temperaturas diferentes), por lo que nos sirve de referencia más que nada. En realidad es un dato de uso interno que a nosotros por regla general no nos ayudará demasiado.
  8. Sensor capacitivo en la pantalla, que es táctil.
  9. Medidor de respuesta galvánica de la piel: mide la conductividad de tu piel entre la parte de abajo de la pantalla y el cierre de la pulsera. Básicamente sirve para saber si llevas el aparato puesto o no, aunque dicen que sirve también para medir niveles de estrés.
  10. Micrófono: con él puedes hablarle a la Band para comunicar cosas al teléfono a través de Cortana, pero no puedes por ejemplo recibir llamadas y hablar a través del mismo. Yo, la verdad, es que no lo uso.

Microsoft-Band_Exploded

Estos sensores funcionan constantemente mientras la llevas puesta para medir muchos parámetros que sirven para calcular consumos de calorías, pasos dados, calidad del sueño, etc...

La pantalla es bastante buena y, a pesar de ser a todo color, el aspecto general es mono-tono y bastante austero, por lo que da la impresión de que no la están aprovechando todo lo que debieran. Es táctil por lo que puedes usar el dedo para moverte por las diferentes aplicaciones, pulsar "tiles" y deslizar para ver más información.

Las funciones básicas

Aunque la moda ahora son los "smartwatches", más que nada por el lanzamiento del Apple Watch, en realidad la Microsoft Band es más bien un dispositivo de fitness que ha tomado a su vez esteroides para ser más grande y más fuerte.

Es importante señalar que funciona perfectamente tanto con dispositivos con Windows Phone como con iPhone y Android, así que vale para todo el mundo, no solo para los "fanboys" de Microsoft como yo ;-)

Se conecta al teléfono de manera permanente a través de una conexión Bluetooth de baja energía, por lo que puede recibir en todo momento notificaciones y sincronizar los datos de los sensores con el teléfono. La distancia a la que sigue conectada es bastante impresionante, siguiendo en conexión a bastantes metros e incluso si te mueves por una casa de dos plantas en el piso superior con el teléfono abajo en otra habitación (con paredes por el medio).

Las funciones básicas son las de contar pasos, consumo de calorías y distancias recorridas, además de mostrar nuestras pulsaciones cardiacas. Es interesante ver que incluso haciendo una vida sedentaria consumes bastantes calorías (¡sobre todo durmiendo!) y caminas mucho más de lo que imaginas.

Por supuesto también es reloj, claro, y dispone de un cronómetro integrado para medir tiempos totales y parciales, y de un práctico despertador. En éste fijamos una hora a la que queremos que nos avise y cuando llega el momento la Band vibra un buen rato en nuestra muñeca para advertirnos. Esto es especialmente útil para despertarnos por la mañana muy temprano sin que la persona que duerma con nosotros tenga que sufrir el ruido que produce un despertador convencional. la vibración es lo suficientemente fuerte y sostenida en el tiempo como para despertarnos sin problemas (aunque se puede regular).

Además al estar conectada al móvil, siempre que entra una notificación (un Whatsapp, una mención en Twitter, etc...) recibes también una notificación en la pulsera. Éstas además quedan recogidas en el centro de notificaciones del dispositivo, de modo que puedes volver a verlas cuando quieras. Al entrar una, además de iluminarse la pantalla y verse en ella, la banda vibra y es fácil enterarse. Eso sí, si se te pasa una la única forma de verla que tienes es abrirla, moverte a las apps y mirar el "tile" de notificaciones.

Las notificaciones puedes leerlas en pequeñito deslizando hacia arriba el dedo, o mejor aún, pulsando el botón de "acción" de la banda y dejando que te las pase con letras grandes a toda velocidad por la pantalla, lo cual es muy cómodo para leerlas:

También te avisa de las llamadas telefónicas: si alguien te llama al móvil la Band empieza a vibrar y además se ilumina indicándote quién es el que te llama. No puedes contestar desde la pulsera, pero sí puedes declinar la llamada con un toque, lo cual corta la llamada directamente. También puedes responder con un mensaje rápido del estilo de "Estoy en una reunión, te llamo luego" o "Voy conduciendo", etc... Lo cual puede ser muy útil en ocasiones sin tener que sacar el móvil para ello. Incluso puedes contestar SMS y escribir otras cosas con un tecladito en pantalla que tiene, que es la cosa más ridícula que he visto jamás pues con el tamaño que presenta apenas puedes escribir nada inteligible (que conste que con lo pequeño que es han hecho un trabajo estupendo para mejorar la precisión, pero en mi opinión podrían haber dedicado ese esfuerzo a otras cosas).

A través del micro puedes pulsar el botón de acción un segundo en cualquier momento y se activa la comunicación directa con Cortana en tu móvil (esto creo que solo funciona en Windows Phone, pero no estoy seguro). Le puedes preguntar cualquier cosa como harías con el teléfono directamente, o también dar instrucciones (como "Llama a fulanito al móvil" o "Recuérdame que compre leche al pasar por el supermercado", cosas así... Puede ser útil pero yo he de reconocer que apenas lo uso.

En cuanto a las funciones de fitness (no hay que olvidar que es un dispositivo de deporte en el fondo), ofrece aplicaciones específicas para correr, bicicleta, ejercicio en general y últimamente le han añadido una aplicación para los que juegan al golf que te mide muchos parámetros sobre tu juego e incluso distingue los diferentes circuitos por campos de todo el mundo, ubicándote y ayudándote en el juego. No lo he probado en este caso.

En cualquiera de estas actividades, las inicias y te mide multitud de parámetros: pulsaciones, calorías consumidas, distancias y también las rutas que recorres. Toda esta info se puede consultar resumida en la pantalla, pero mucho mejor en el móvil o en Internet de forma detallada y con resúmenes, promedios, etc... A los más frikis de los datos les resultará muy interesante.

Una cosa muy importante a tener en cuenta es que no es sumergible (solo soporta salpicaduras) por lo que no te sirve para medir tu actividad de natación.

Para mi quizá el uso más interesante de todos es quizá la monitorización del sueño. Lo estoy controlando desde que la tengo y no dejo de sorprenderme de muchos datos, como lo que tardo a veces en quedarme dormido, lo poco que duermo aunque esté bastante tiempo en la cama, la cantidad de veces que me despierto aunque sea por un minuto, el % del tiempo que dedico al sueño profundo frente al ligero, las pulsaciones... La verdad es que es muy, muy interesante y te ayuda a dormir mejor si vas haciendo pruebas. Por ejemplo, si te influye la hora a la que cenas o lo que cenas, si lees o ves la tele antes de acostarte, etc.. todo eso va influyendo y puedes ver exactamente cómo).

Este es el aspecto de la aplicación complementaria que tiene el móvil para ver la información de sueño (se puede ver también online con promedios):

Microsoft-Band-Monitorizacion-Sueno

Me sorprende lo precisa que es midiendo estas cosas. Por ejemplo, si me despierto un día en mitad de la noche y miro el reloj luminoso de sobremesa, aunque ni siquiera me haya movido, la Band lo detecta perfectamente y luego en la gráfica me dice la hora exacta a la que me he despertado y por cuánto tiempo.

Da un poco de miedo lo controlado que te tiene (y no olvidemos que eso luego se comparte con los servidores de Microsoft, aunque eso pasa con todos los dispositivos de este tipo de cualquier marca).

Otra cosa interesante es la monitorización continua de las pulsaciones y el consumo de calorías. En concreto las pulsaciones no las monitoriza constantemente sino que las mide cada 8 minutos a lo largo de todo el día, además de cuando se lo solicitas directamente o cuando entras en cualquier modo de hacer deporte, en cuyo caso lo mide todo el tiempo (lo sabes por la luz verde encendida). Estas muestras son lo suficientemente frecuentes como para hacernos una buena idea de cómo va nuestro corazón a lo largo del día, pudiendo ver la gráfica en el apartado correspondiente a los pasos diarios (se alterna de pasos a pulsaciones pulsando encima del gráfico).

De hecho es "simpático" ver cómo te suben las pulsaciones a toda velocidad (y es un caso real) cuando te llama aquel cliente insoportable al que tienes que atender, por ejemplo ;-)

Aplicaciones complementarias

La aplicación que acompaña a la Band y que es necesario instalar para poder inicializarla y atarla al teléfono es Microsoft Health. Con ella inicializamos la Band, la personalizamos, podemos ver los datos recopilados por el dispositivo, etc...

A continuación muestro unas pantallas de esta aplicación:

- Personalización:

wp_ss_20150723_0001

- Configuración de apps disponibles:

wp_ss_20150723_0003

- Disposición de apps en la pantalla (orden arrastrando y soltando):

wp_ss_20150723_0004

Además de Microsoft Health, que es indispensable, existen otras aplicaciones que conviene instalar y que nos proporcionan algunas funcionalidades interesantes. A continuación os hago una lista de las que yo uso en Windows Phone. En iPhone o Android no tengo ni idea, sorry:

  • Clear My Band:  limpia todas las notificaciones pendientes de todos los tiles de la band. De este modo a medida que se te acumulan no tienes que entrar en cada tile para que desaparezcan. Abres la aplicación, pulsas un botón y listo. Cuesta $0.99.
  • Band Sensor Monitor: te muestra y grafica los datos de todos los sensores de la Band en tiempo real. Algunos de los sensores (como la temperatura temporal o la respuesta galvánica de la piel) no exponen los datos en ningún lado, ni en la app de Microsoft Health ni online. Esta app te los muestra y puedes ver cómo varían en tiempo real. Incluye la carga exacta de la batería, algo útil porque la Band no lo muestra numéricamente, sino con un gráfico pequeñito poco útil. Cuesta $1.99.
  • Find My Band: Si pierdes la Band por casa con este programa la encuentras fácilmente porque la pone a vibrar y a emitir destellos verdes para que la veas. Gratuito.
  • Awesome Band Backgrounds: te permite cambiar el fondo de la pantalla principal de la Band con multitud de fotos o incluso con tus propias imágenes. Gratis. Otro similar, también gratis es Pimp My Band.
  • Band Heartbit: muestra tus puslaciones en tiempo real con una animación de un corazón en grande. Útil psi te interesa ver ese dato de una forma fácil y legible desde la distancia. Gratis.
  • Band Camera Control: te permite activar la cámara del móvil desde la Band, a distancia. Es útil para sacar fotos de grupo o selfies desde más lejos. Cuesta $0.99. Aquí puedes verlo en acción.
  • UV: esta aplicación complementa al medidor de rayos UVA de la Band con información más precisa sobre si te vas a quemar o no en función de tu tipo de piel o del tipo de protección que estás utilizando. Realmente útil y es una lástima que no la traiga nativamente Microsoft Health. Es gratuita.

De momento hay pocas aplicaciones. Tiene gracia que, vendiéndose el aparato solo en EEUU y UK, los principales programadores de apps para la Band sean italianos. Microsoft debería tomar nota.

Comodidad

Este es un punto conflictivo dado que vas a llevarla puesta, en principio, todo el día y toda la noche.

Los primeros días son complicados. La Band es grande, rígida y cuesta un poco acostumbrarse. No solo por eso sino porque además al principio te la ajustas quizá demasiado. Hasta que te acostumbras y la ajustas bien la notas todo el tiempo. Y si la aprietas demasiado te deja marcas e incluso sarpullidos.

Eso sí, al cabo de 3 o 4 días yo me acostumbré y ya no tuve demasiados problemas. Me sigue resultando molesta los días en los que hace mucho calor.

Te recomiendan llevarla hacia abajo, pero a mí me resulta más cómoda hacia arriba. No noto mucha diferencia entre la muñeca izquierda o derecha. Así que aquí cada uno tiene que buscar lo que mejor le vaya.

Band-Hacia-Abajo

Es muy importante que antes de comprarla la probemos en una tienda (o nos la deje un amigo), o bien que descarguemos e imprimamos las guías de tamaño. La correa es muy pequeña e incluso el tamaño "M" yo la tengo que llevar casi en el extremo. No conviene llevarla muy apretada así que debes tener la seguridad de que el tamaño elegido te va a ir bien o tendrás un problema pues la correa no es intgercambiable (va en un solo bloque con el aparato).

Sea como fuere la comodidad es un punto que Microsoft debe mejorar mucho todavía, seguramente haciéndola con otra forma (quizá más cuadrada, estilo Apple Watch) o haciéndola flexible. También debe cuidar mucho más los materiales. Y de eso hablaré a continuación...

Calidad de materiales

Este es sin duda el peor aspecto del dispositivo. Y es que se nota a la legua que ha sido un "experimento" del que están aprendiendo y que, si realmente han aprendido, la siguiente tiene que ser mucho mejor.

De lo que se queja todo el mundo es de que la pantalla se raya muy fácilmente. Yo no lo puedo constatar porque antes de sacarla de la caja ya le había comprado un plástico protector de alta calidad y no tengo ningún rayazo. Eso sí, el plástico no es lo mejor del mundo estéticamente porque algo se nota y le hace perder atractivo:

Band-Pantalla-Plastico

Pulsa para aumentar

Pero lo prefiero a rayar la pantalla.

De todos modos, viendo cómo está quedando el resto del aparato, quizá lo de la pantalla debería darme igual...

A ver, primero: yo soy una persona extremadamente cuidadosa con todo. Así que lo que voy a contar a continuación no se debe a negligencias o maltratos de la Band por mi parte, sino que es el resultado del uso diario de la misma. Y esto ocurre, insisto, por muy cuidadoso que seas.

En primer lugar las holguras que tiene en los compartimentos de la batería son tan grandes que es inevitable que se junte mucha porquería ahí a base de usarla: piel, polvo, sudor... Además el plástico que recubre a las baterías es de muy mala calidad y con el calor (en cuanto empezó el verano) se empieza a estirar y acaba formando "bollos" y venas que le dan un aspecto horrible. En la siguiente imagen puedes ver el aspecto que tiene el mío ahora mismo (lo blanco es porquería acumulada del uso diario, sobre todo polvo del ambiente):

Band-Porqueria-Holguras-Bateria

Otra cosa de muy mala calidad es el metal que recubre tanto la zona del cargador, debajo de la pantalla, como el que rodea al sensor de pulsaciones cardiacas. Con el inevitable sudor si haces ejercicio o en verano, se oxida y no solo eso: se desprenden pequeños trocitos y le salen bultitos (auméntalas para verlas mejor):

Band-Metal-Cargador-Defectos

Band-Metal-Pulsometro-Defectos

Aparte de ser muy feo estéticamente (aunque esa parte no se ve) hace que cueste más cargar o conectar el aparato ya que los contactos parece como si se "desdibujaran".

Eso sí, como está por la parte interior cuando la llevas puesta no se aprecia ninguno de estos defectos. Pero están ahí.

Espero y confío que la Band 2.0 tenga estos elementos mucho más cuidados y de mejor material. Hubiera preferido pagar $50 más y que no ocurriera esto.

Batería

La batería no está mal. En condiciones normales te aguanta dos días y medio entre cargas sin problema, con el modo reloj apagado y sin uso de GPS. Teniendo en cuenta todo lo que hace el chisme yo creo que está muy bien. El reloj de Apple creo que dura menos.

Ahora bien, si le pones el GPS en funcionamiento la batería vuela, así que si eres de las personas que salen a correr o a andar en bici todos los días y se lo activas, tendrás que cargarla a diario.

La pantalla en reposo tiene dos modos: con o sin reloj. El modo reloj muestra la hora permanentemente en pantalla en un color blanco sobre fondo oscuro, por lo que gasta poca batería y te permite ver la hora mirando de reojo en cualquier sitio. El problema es que aunque es un modo de baja energía la pantalla está completamente encendida y gasta mucho más que si no lo tuvieras activado (no es, para entendernos, como el modo Glance de los Lumia, que es una maravilla y no gasta nada de batería). Si estás a oscuras con este modo activado te das cuenta de la cantidad de luz que da y que por lo tanto no se parece en absoluto al Glance. Con este modo activado la duración de la batería se ve reducida a unos dos días. No mucho menos, pero lo suficiente para que te tengas que llevar el cargador si te vas de fin de semana.

Si desactivas el modo reloj la pantalla está apagada siempre que no lo uses y para ver la hora tienes que pulsar el botón de "On". La batería te durará más, pero es más incómodo.

Otra cosa a tener en cuenta es que aunque la conexión Bluetooth entre la Band y el móvil es de baja energía, es una conexión permanente y gasta más la batería del móvil. No es nada preocupante, pero algo se nota. Si tienes un móvil con gran duración de batería (como mi Lumia 1520) no tienes nada de qué preocuparte. Si normalmente ya te anda justo es una cosa a tener en cuenta. Esto en cualquier caso ocurrirá con cualquier dispositivo que enganches de manera permanente a tu móvil.

Cuestiones molestas diversas

El dispositivo tiene algunos fallos y otras cuestiones que, aunque no son fallos exactamente, resultan molestos.

Para empezar solo está en idioma inglés. A mí eso no me molesta en absoluto pues todos mis dispositivos están en este idioma siempre, pero comprendo que a algunas personas les resultará un problema. En justicia hay que decir que la Band solo está destinada al mercado americano (y ahora británico) pero eso no quita que le podrían haber puesto algunos idiomas más (al menos los más hablados), ya que saben perfectamente que la comprarían personas de todo el mundo, como de hecho ha ocurrido.

Otro detalle molesto y del que no se está hablando en los medios, es que tiene un bug con las notificaciones de correo electrónico si tu teléfono no está en inglés. Básicamente si tu teléfono no tiene como idioma del sistema operativo el inglés, las notificaciones de correo no entran en la Band. Existen varios hilos en los foros del aparato en los que multitud de personas de todo el mundo se quejan por este asunto. La gente de Microsoft es consciente de ello aunque no reconocen oficialmente que se trate de un bug y se escudan en que es solo para el mercado americano. Pero lo cierto es que han pasado muchos meses desde su lanzamiento, le bug existe y se les ha notificado, y aunque han lanzado varias actualizaciones del firmware, este problema no lo han corregido todavía. Una lástima. Se rumorea que tienen "hardcodeada" la frase en inglés que muestra el teléfono cuando llega una notificación de email, y que por eso no les resulta fácil arreglarlo. Espero que no sea así, pero chapuzas peores se han visto ;-)

El pulsómetro funciona muy bien en condiciones comunes de temperatura y humedad, siendo muy preciso (lo he comparado con otros aparatos y con lo más directo: medir las pulsaciones "a mano"). Pero lo que es increíble siendo un dispositivo sobre todo para hacer deporte es que, si empiezas a sudar mucho porque estás haciendo ejercicio o por que hace mucho calor, el sudor interfiere en la lectura y en ocasiones deja de funcionar bien. Lo más habitual en estas situaciones es que marque un número alto (140 por ejemplo si estás ejercitándote) y se quede ahí fijo hasta que lo sacas, te secas el sudor, te lo vuelves a poner y dejas que calibre. Es probable que sea una limitación del tipo de sensor (lo desconozco), pero es algo que no tiene sentido siendo fundamentalmente un dispositivo para hacer deporte.

Cuando te llega una notificación y la atiendes en el reloj, aunque la aceptes o la leas, la misma sigue en el centro de notificaciones del teléfono. Es decir, al final tienes dos notificaciones independientes, una en el reloj y otra en el teléfono. Sería interesante que cuando la cierres o tomes alguna acción concreta en el reloj que también desaparecieran del teléfono, aunque no sé si técnicamente será posible.

Finalmente un detalle negativo de la aplicación Microsoft Health es que si no tienes conexión a Internet no puedes ver los datos recopilados por la Band. Es decir, aunque tengas los datos de hoy mismo sobre pasos, consumo de calorías, sueño, etc... sincronizados al teléfono desde la Band, la app los debe de enviar al servidor de Microsoft Helath y no se queda con una copia en local. Por ello, cuando entras a consultarlos los descarga de la nube, y si no tienes conexión, pues te aguantas. Es una pena que no mantengan en local aunque solo sea los datos del día actual y de los dos días anteriores, por ejemplo.

En resumen

En mi opinión Microsoft Band 1.0 es un dispositivo "alpha" que lanzó Microsoft Health para "probar las aguas", pero que se le ha ido de las manos. Muchísima gente de todo el mundo lo ha comprado y creo que no contaban con eso.

Para ser la primera incursión de Microsoft en este tipo de aparatos de salud creo que está muy bien. Es útil para muchas cosas. Pocos dispositivos hay en el mercado (quizá ninguno) que tengan la cantidad y calidad de sensores que ofrece Microsoft Band, y por ese precio.

La lástima es que los acabados del hardware no están a la altura de los sensores y del software que incorpora.

Si eres un friki de estas cosas es algo que puedes comprar y vas a disfrutar aunque te fastidien algunos detalles como los que he comentado aquí, especialmente lo de los malos acabados.

Para el resto de los usuarios yo esperaría a la próxima versión, que se estima que aparecerá a finales de este año 2015. Creo que la Band 2.0 estará mucho mejo acabada y será más cómoda.

¡Espero que te resulte interesante!

José Manuel Alarcón José Manuel Alarcón
Fundador de campusMVP.es, el proyecto de referencia en formación on-line para programadores en lengua española. Autor de varios libros y cientos de artículos. Galardonado como MVP de Microsoft desde 2004. Gallego de Vigo, amante de la ciencia y la tecnología, la música y la lectura. Ayudando a la gente en Internet desde 1996.
Descarga GRATIS mi último libro (no técnico): "Tres Monos, Diez Minutos".
Banner

Comentarios (4) -

¿lo has probado abordo? ¿se vuelven locos el Acelerómetro de 3 ejes y el Giróscopo? ;-)

Responder

Spain José M. Alarcón

Hola Eduardo:

¿A borde de qué? ¿De avión o barco?
La verdad es que no me he fijado en eso. ¿A qué se debe? Imagino que si ocurre algo le ocurrirá también al móvil y otros aparatos con esos sensores ¿no?

Saludos.

Responder

El mejor review de la band que he leído, gracias por compartir tu experiencia de uso. Ahora esperaré si anuncian la segunda versión pronto, porque le traigo ganas a este wearable. Saludos.

Responder

Paraguay Jose Luis Bravo

José Manuel, muchísimas gracias por esta entrada sobre la microsoft band.
Estoy por comprarme una y me has aclarado muchísimo el panorama.
Te felicito!!

Responder

Agregar comentario