10AniversarioYa soy, oficialmente, toda una institución ;-)

Y es que sí, amiguetes, este blog cumple hoy nada más y nada menos que ¡10 años!. Eso en tiempo de internet es algo así como 70 años. O sea, que realmente el blog tiene mucha solera y se le debe respeto como a todos los mayores, jejeje

En realidad llevo muchos más años compartiendo y colaborando con la comunidad a través de Internet, casi desde que la Red de Redes comenzó a andar en nuestro país a mediados de los años ‘90. Ya escribí sobre todo eso cuando este blog cumplió 6 años. Es interesante ver cómo la evolución de los medios de Internet impacta a su vez en la progresión de mi forma de compartir con la comunidad. En los ‘90 escribía mucho en revistas del sector, en papel. Llegué a ver publicados más de 300 artículos en mi carrera como articulista, hasta que lo dejé hará unos 6 o 7 años, cuando el papel dejó de ser relevante. Ahora el blog sigue siendo la vía más importante, pero Twitter especialmente es cada vez la manera de hacer llegar a mucha gente las cosas interesantes que voy descubriendo.

Son muchos años impulsando el conocimiento de las nuevas tecnologías. Y eso me hace reflexionar acerca de una cuestión de la que no suelo preocuparse, pero que hoy me apetece abordar: El esfuerzo personal.

Ya te adelanto que, para mi, la compensación del esfuerzo que le meto a este blog es que seas capaz de leer este post entero y hasta el final. Aunque sea largo. ¡Ánimo!, creo que me lo merezco después de 10 años ;-)

El esfuerzo de crear algo

Ya he escrito en mi blog personal sobre el verdadero altruismo en Internet. Hoy me apetece centrarme solamente en un aspecto de publicar algo en Internet de manera gratuita: el esfuerzo personal necesario.

OJO, voy a dejar de lado otras consideraciones como los posibles beneficios económicos, la recompensa en forma de capital social o de “ego”, etc.. Quiero conocer simplemente el esfuerzo, puro y duro, medido en horas.

Me apetece calcularlo porque normalmente no nos paramos a pensar en ello, ni los que contribuimos ni los que nos visitan. Pero creo que es importante conocerlo por parte de ambos. En mi caso para calibrar realmente qué invierto en esto y si me compensa dejar de lado otras cosas (familia, ocio, etc...). Y desde el punto de vista del que visita un blog cualquiera (no solo este), para aprender a valorar verdaderamente lo que hay detrás.

Va a ser un cálculo bastante inexacto porque tendré que usar medias y además dejaré fuera horas que se deben dedicar a mantener el blog (instalar y actualizar software, adaptar y probar plantillas, etc...), las que le dedico a las redes coailes, etc.... No obstante puede servir de indicador “grosso modo” de lo que me interesa.

Al cálculo voy a añadir todos los sitios gratuitos impulsados por mi o por mi empresa a los que contribuyo con contenido. El motivo es que en todos ellos el esfuerzo aportado son horas de dedicación personal que en su mayoría hago fuera de las horas de oficina y trabajo normal.

Es evidente que en el caso de los boletines o los blogs de la empresa hay un interés comercial detrás, pero de todos modos, insisto, les dedico mucho tiempo fuera del horario de la empresa (o dejo de dedicarlo a “ganar dinero” en la propia empresa) y en cualquier caso son recursos gratuitos que buscan siempre como fin ultimo ayudar a la comunidad. Por lo tanto, a efectos de esfuerzo personal los voy a contabilizar. No voy a contar por motivos logísticos, otras contribuciones a otras publicaciones on-line o en papel fuera de mi órbita, charlas gratuitas, redes sociales, contestar al correo que me llega de los lectores, etc...

Las aportaciones previas a 2004 de este blog no las tengo estimadas ni tampoco cuando era una página, así que quedan fuera...

Sería genial poder estimar el “coste por usuario” de ese esfuerzo, para saber mi contribución individual minúscula a cada uno, pero es imposible. Este blog, por ejemplo, ha recibido entre aquí y sus crossposting en Geeks.ms, millones de páginas vistas en estos años, pero no tengo datos de los primeros años. En otras “propiedades”, como los boletines, no tengo información exacta sobre uso (sólo suscriptores totales, pero no históricos y no es comparable a las visitas). Así que desisto.

Bien, dicho esto voy a hacer un pequeño recuento de las contribuciones medibles que voy a tener en cuenta, estimando grosso modo el esfuerzo en cada una. Veamos:

  1. Este blog, JASoft.org: ya lo conoces. He escrito en estos 10 años 715 posts (sin incluir este), y se han recibido 993 comentarios. Además hago cross-posting a Geeks.ms donde los posts tienen una segunda vida y han recibido 1.918 comentarios. La media de tiempo para escribir un post ronda las 1,5 horas (algunos más -por ejemplo, este me ha llevado unas 3 horas- otros menos, pero creo que es un buen promedio).
  2. Mi blog personal. En él escribo sobre sociedad, psicología, emprendimiento, empresa... y en general sobre todos los temas que me interesan y sobre los que estoy cavilando en cada momento. Tiene un éxito bastante grande en cuanto a crítica, aunque no tanto en cuanto a visitas. Quizá demasiado “sesudo” a veces. Pero disfruto mucho con él. Si te van más cosas que las “frikadas” te puede interesar. 132 posts escritos con 460 comentarios. Media de elaboración de cada post: 3,5 horas.
  3. El blog de campusMVP en español. Un blog técnico, parecido a este, pero dirigido a programadores principiantes o con poca experiencia. Publicamos mucho contenido casi todos los días con pequeños trucos, explicaciones de conceptos básicos, vídeos prácticos, actualidad, consejos para trabajo como programador, etc... Colaboramos varios tutores de campusMVP. Llevamos menos de dos meses con él pero tenemos ya 77 posts. Con mi nombre aparecen actualmente 15 (aunque realmente muchos de campusMVP les escribo yo, pero consideraré solo los “oficiales” míos). Media de tiempo para cada post: 1 hora.
  4. El blog de campusMVP en inglés. Muy parecido al anterior, pero en inglés. Multitud de artículos y trucos. Colaboran varios de nuestros autores nacionales e internacionales. 237 posts, de los cuales 91 los he escrito yo y llevan mi firma. Media de tiempo dedicado a cada post: 1 hora.
  5. Boletín de campusMVP en español. Este boletín lleva saliendo puntualmente hacia mediados de cada mes, desde hace 9 años. Hoy voy a contar un secreto: todo lo que lees ahí desde entonces lo he escrito yo. Cada boletín me lleva crearlo como mínimo un día entero de trabajo (8-9 horas). Llevamos 122 boletines creados y enviados.
  6. Boletín de campusMVP en inglés. Idem que el anterior, pero en inglés. Llevamos 25 ejemplares, a razón de unas 4 horas de dedicación por mi parte cada uno (me ayudan bastante con él, aunque la mayor parte del contenido es cosa mía).
  7. Boletín BECK. El boletín de Krasis con novedades mensuales sobre el sector TIC. Es uno de los más antiguos de España (sino el que más), y lo comencé a enviar en octubre de 2000 (hace casi 14 años). Actualmente lleva 198 ejemplares y más de 2.000 noticias y ejemplares. Durante los primeros 6 o 7 años lo hice yo en exclusiva. Posteriormente me ayudaron diversas personas de la empresa. Alrededor de 1,5 horas por ejemplar cada uno por mi parte (ahora tengo mucha ayuda con él, la verdad).
  8. The emailing experience. El blog sobre email marketing de MAILcast.es, nuestra plataforma de email marketing. Lo hacemos fundamentalmente entre dos personas (antiguamente tres). Llevamos con él desde Agosto del 2007. 270 posts de los cuales 116 son míos. Tiempo medio de elaboración de cada post: 1,5 horas.

La tabla resumen de horas me da escalofríos:

image

Si quito el BECK que es el más antiguo y dejo lo demás, que entra todo dentro de los 10 años que tiene este blog, me siguen saliendo ¡más de 3.000 horas dedicadas a generar contenido gratuito en los últimos 10 años!.

Eso son:

  • Más de 75 semanas laborales de 40 horas.
  • Casi 19 meses laborales.
  • ¡Más de un año y medio de trabajo a tiempo completo generando contenido! (40 horas semanales o jornadas de 8 horas y 5 días a la semana)

Solo este blog es ya más de medio año a jornada completa dedicado a crear contenidos gratuitos.

Buffff....

Para que luego venga un troll y te esté “puteando” en los comentarios o en twitter ;-)

Insisto en que solo quería hacer el cálculo para estimar el esfuerzo que he metido en todo esto. Lo he realizado mientras escribía el post (nunca me había parado ni a pensarlo) y me acabo de quedar asustado :-S

La recompensa de todo esto

Crear-Blog-Para-Ganar-Dinero

Es evidente que todo este esfuerzo tiene que tener alguna compensación. Pero puedo garantizar que no es monetaria.

La primera de ellas es la satisfacción del trabajo personal bien hecho. Este es un concepto en desuso, pero para mi sigue siendo muy importante. He escrito posts tontos que han tenido un éxito grande en visitas pero no me han llenado en absoluto. Sin embargo he escrito artículos con muy pocas visitas y tweets pero de los que me siento tremendamente orgulloso. Haber sido capaz de escribirlos, dedicarles muchas horas y leerlos varias veces para pulirle hasta los detalles más pequeños... es de verdad una gran satisfacción. De hecho la parte agria viene de ver que algo de lo que estás tan orgulloso no es apreciado por la mayoría, que a lo mejor se va las anécdotas o detalles más tontos. Cosas que pasan. En cualquier caso es una gran sensación, y siempre hay lectores con un “gusto más refinado” que lo aprecian y te lo dicen. Lo cierto es que en los últimos años me he ido derivando más hacia posts más “light” porque son los que más interesan a la audiencia.

Otra gran satisfacción es recibir comentarios por parte de la gente en la que te agradecen un post o te dicen que les has salvado el pellejo con un problema, etc... Son miles los comentarios que colectivamente tienen mis artículos, y la mayoría son positivos. Eso mola mucho. Por eso es tan importante dejar algún comentario o tuitear los post que nos ayudan. Es pagar con capital emocional. Deberíamos tenerlo todos más presente (y me incluyo).

El reconocimiento es también muy importante. En gran parte gracias a mis blogs (pero no solo por ellos, obviamente) he recibido mucho reconocimiento profesional en las diversas facetas en las que estoy involucrado, tanto en mi actividad técnica como en mis otras actividades que nada tienen que ver con eso (empresariales, como articulista o conferenciante..). El que diga que escribe un blog pero no le importa recibir reconocimiento miente como un bellaco. Así que esto es importante.

Gracias a los blogs que tengo y al tráfico que traen puedo hacer experimentos económicos y de marketing. Ya adelanto que Batman, en la ilustración de arriba, tiene toda la razón.

Por ejemplo, he probado en este blog la publicidad de Google para comprobar de primera mano cómo funciona de cara a obtener ingresos por negocios de contenidos (son tendentes a cero, ya os aviso). Insertar publicidad negociada directamente con fabricantes es algo más lucrativo pero es absolutamente ridículo en una publicación personal de nicho.

Lo último que he probado es a intentar recibir donaciones. Puse un banner como este durante 6 meses en el blog:

InvitameCafe

La idea era que, ya que mucha gente daba el primer gran paso que es escribir comentarios  o mensajes dándome las gracias (incluso bastantes con un “Me has salvado la vida”), a ver cuántos estaban dispuestos a dar el segundo paso y darme un euro o un dólar por esa ayuda tan valiosa. Obviamente era un experimento casi sociológico, ya que nunca tuve intención alguna de ingresar dinero con ello. El resultado de lo más desalentador: en 6 meses cero, nada, null, 0€, 0$, ni un chavo... Eso sí, el experimento para mi fue muy interesante.

Hago muchas cosas de estas de cuando en cuando que me sirven, aunque solo sea, para tener una experiencia real con ello y poder hablar con conocimiento de causa de muchas cosas. Eso no quita que algunos resultados sean descorazonadores.

En resumen

Mi objetivo principal con los blogs y publicaciones es crear algo que sea útil para la gente y, por supuesto, obtener capital emocional a cambio de ello. ¿Que sería estupendo obtener también dinero por ello? Seguro, pero es casi imposible. Al menos de manera directa, claro.

Sin embargo yo no sería quien soy si no fuera por mis blogs y las miles de horas invertidas en ellos. Y ello no serviría de nada si no fuera por las decenas de miles de personas que han visitado los blogs, los miles y miles de suscriptores de los boletines y los miles de seguidores en las redes sociales, míos y de mis empresas.

Gracias por leerme, y ojalá dentro de 10 años podamos celebrar el vigésimo aniversario del blog (Lo veo complicado, pero se hará lo que se pueda...)

💪🏻 ¿Este post te ha ayudado?, ¿has aprendido algo nuevo?
Pues NO te pido que me invites a un café... Te pido algo más fácil y mucho mejor