LeapMotion_Hand¿Recuerdas la película Minority Report? Aparte de ser una buena película con una estupenda historia detrás, en ella aparecía un nuevo tipo de interfaz de usuario basado en gestos que era impresionante. De hecho, ese UI no era algo totalmente inventado por los guionistas, sino que éstos siguieron las recomendaciones del experto John Underkoffler, y es una interfaz futurista pero verosímil.

11 años después de aquella película llega hasta nosotros Leap Motion, con la promesa de traernos de forma sencilla el futuro de la interacción humano-ordenador: los gestos.

Cuando me enteré de la existencia de Leap Motion me pareció alucinante. En cuanto pude (en octubre o noviembre del año pasado) pre-reservé una unidad para que me la vendieran en cuanto estuviera disponible. Y finalmente me llegó hace un par de semanas.

En este post os voy a contar cual ha sido mi experiencia con este dispositivo. Espero que te parezca interesante.

Expectativas: un juego peligroso

Cuando voy al cine no me gusta que muchas personas me cuenten sus impresiones de la película. Sobre todo cuando todo el mundo dice que es muy buena. Y especialmente cuando lo que te dicen son cosas como “es la mejor película que he visto en mucho tiempo”. El problema es que estos comentarios sientan en mi unas determinadas expectativas muy altas. Casi cualquier cosa que vea me va a parecer peor que la opinión que tengo ya en mi cabeza, influida por otros.

El mundo de la publicidad se dedica a eso: a crear expectativas, y por eso algunos son tan buenos y saben vender tan bien. Lo malo es que es un arma de doble filo pues si lo que vendes no responde luego a lo que el comprador espera, tu empresa tiene un problema.

Algo así me ha ocurrido con Leap Motion.

Este es el vídeo promocional que tienen en su página web. Míralo con atención, porque la verdad es que pone los dientes largos:

Ahora te contaré un poco mi experiencia personal con el producto, y podrás comprobar si la realidad se acerca o no a lo que se ve en el vídeo.

La caja con el producto

El producto llegó muy rápido desde que me enviaron el correo electrónico de que salía (3 días). Para toda Europa lo envían desde su centro logístico de República Checa.

En la caja vienen tan solo el dispositivo y un par de cables USB para conectarlo al ordenador (uno corto y otro largo). La verdad es que no necesitamos más tampoco, y se agradece el detalle de los dos cables. Otros hubieran enviado un único cable largo y listo.

Grabé un vídeo con el “unboxing” para que puedas ver lo que trae:

El dispositivo es pequeño, ligero y con acabados de calidad media (si amplías la fotografía siguiente verás los bordes algo irregulares que tiene), pero en general la impresión que da es buena:

Leap Motion

Para poder trabajar con él es necesario instalar unos controladores (drivers) que se facilitan desde la página web en una dirección que viene impresa en la tarjeta y en la pegatina plástica que trae. Hay versiones para Windows (incluyendo Windows 8, claro) y para Mac:

LeapMotionSetup01

 

El driver es de 32 bits aunque tu sistema sea de 64bits, y además, no sé muy bien el porqué, es necesario permitirle que se conecte al menos a la red local:

LeapMotionSetup03

Una vez instalado, y a pesar de que debe de que el mío debe de ser de los primeros que se han entregado, lo primero que hace es bajarse una actualización del firmware del sensor, lo cual indica que todavía deben de estar afinándolo con frecuencia:

LeapMotionSetup05

Con esto no conseguiremos todavía poder controlar el sistema operativo con Leap Motion. Lo único que nos permitirá es abrir “AirSpace”, su tienda de aplicaciones específicas, e interaccionar gestualmente con ellas.

Lo primero que tendremos que hacer, por supuesto, es registrarnos en la tienda de aplicaciones para poder descargar alguna:

LeapMotionSetup06_s

La tienda tiene unas 70 apps, la mayoría de las cuales son de pago, aunque hay una selección decente de cosas gratuitas también. No son muchas todavía, pero imagino que crecerá bastante en los próximos meses.

Una vez registrado AirSpace se baja automáticamente unas cuantas aplicaciones que nos deja preinstaladas para poder probar el dispositivo. Curiosamente la que yo creía que estaría instalada por defecto no lo está: me refiero a la que te permite controlar el sistema operativo completo (fuera de AirSpace) usando Leap Motion y tus manos. Hay que buscarla. Se llama Touchless y existe una versión para Windows y otra para Mac, pero no viene preinstalada. Creo que es un error, pues quizá los usuarios menos avanzados no sabrán de ella y no la instalarán, aunque por otra parte hoy por hoy no creo que ningún usuario no-avanzado se vaya a comprar un Leap Motion ;-)

Una aplicación interesante es la “Visualization Tool”, que permite ver en tiempo real lo que el sensor capta, y es bastante espectacular.

El sensor es capaz de gestionar los 10 dedos de ambas manos a la vez. En esta captura me está detectando los 10 dedos durante el set-up y calibración:

LeapMotionSetup08

Como se usa Leap Motion

Lo cierto es que cuesta un buen rato de entrenamiento controlar bien los movimientos con el sensor. Éste te detecta en dos zonas diferentes según tengas los dedos delante o detrás del mismo:

Leap Motion Zones

En la zona “Hover” te detecta y puedes apuntar con un círculo de color gris semi-transparente que aparece en la pantalla. Al moverte en horizontal y pasar a la zona “Touch” este círculo se vuelve verde y el efecto que se obtiene es el de pulsación. La teoría es que la vertical sobre el dispositivo divide ambas zonas. En la práctica esto no es así y te detecta mucho antes, y no parece que realmente la línea divisoria esté muy definida, por lo que al final los movimientos de pulsación pueden llegar a ser bastante erráticos por nuestra parte.

El mayor problema es que hay que acostumbrarse a moverse totalmente en horizontal. Sin embargo el movimiento natural es el de tener cierta deriva hacia abajo al moverte hacia adelante con el dedo, por lo que hay que entrenar bastante hasta cogerle bien el truco.

La mejor forma de usarlo es con los codos apoyados en la mesa, ya que así la deriva es menor, pero es muy incómodo y limita mucho tu libertad de movimiento.

No es nada fácil, en resumen, manejar un sistema operativo pensado para ratón con una interfaz gestual.

Además el detector es bastante sensible a las condiciones de luz y hay veces que “se traba” y no reconoce bien todos los gestos, aunque con una cantidad de luz “normal” (o sea, sin que el sol entre a raudales por la ventana) va manteniendo el tipo. Se puede cambiar la configuración para que sea más preciso a costa de tirar más de procesador. Si tienes un ordenador potente, es lo recomendable.

Utilidad en el día a día

Sinceramente, aunque mejoraran los problemas de captación, la “diferencia de impedancia” que existe entre la interfaz gestual y el paradigma de ventanas del sistema operativo es demasiado grande. En cualquier caso siempre sería más rápido y productivo utilizar el ratón. Para que veas un ejemplo de uso en la realidad, he grabado un pequeño vídeo manejando mi sistema con Leap Motion. Verás que algunos ratos parece que funciona mejor que otros, y en general es poco apropiado para un uso diario (el vídeo está grabado a Full-HD con mi Lumia 920 así que puedes verlo a máxima calidad cambiando a HD en la ruedecita de Youtube):

En resumen

El resumen sería que no tiene nada que ver con lo de Minority Report. Así que baja tus expectativas. Han hecho un gran trabajo de ingeniería, pero todavía queda mucho hasta que la interacción con el ordenador sea fluida de verdad.

Bien es cierto que si el sistema operativo subyacente y los objetos que manipulan estuvieran pensados para este tipo de interacción la cosa sería mucho mejor. Pero ahora mismo se está intentando encajar un nuevo tipo de forma de interactuar en una interfaz antigua, orientada a ventanas y manejo con ratón, que no está pensada para ello. Precisamente por este motivo Windows 8 es quizá el sistema operativo que más encaja con Leap Motion, ya que está pensado para ser manejado con el tacto, y es lo que más se acerca al concepto del sensor. Windows 7 no tiene nada táctil y no encaja y desde luego Mac OS no me parece el más apropiado tampoco, e intuyo que ahí la experiencia será mucho peor.

En mi opinión Leap Motion es una innovadora pieza de ingeniería, con más potencial de futuro que utilidad práctica en la actualidad. Si eres muy “geek” seguro que lo disfrutas y por 92€ (gastos de envío incluidos), eres tú quien debe pensar si te compensa o no pedirlo.

Si logran que Apple o Microsoft integren mejor el periférico en sus sistemas operativos y afinan más el control, puede ser una gran herramienta a largo plazo, pero hoy por hoy me parece más interesante lo que ofrece Microsoft Kinect, que tampoco acaba de despegar en informática personal.

Donde sí puede tener un papel interesante es en ciertos productos educativos o artísticos, donde el potencial que libera el control gestual es mayor. Pero no en el uso diario y productivo de un ordenador personal.

¡Espero que te haya interesado!

💪🏻 ¿Este post te ha ayudado?, ¿has aprendido algo nuevo?
Pues NO te pido que me invites a un café... Te pido algo más fácil y mucho mejor