Todo programador que se precie utiliza para desarrollar algún sistema de control de código de fuente (no te engañes: aunque no trabajes en equipo es indispensable usar un sistema de estos). Entre los más conocidos están Apache Subversion/SVN, que es un sistema centralizado, y Mercurial o Git, dentro de la categoría de sistemas distribuidos (DVCS: Distributed Version Control Systems).

Sea cual sea el que uses, para los más conocidos existe una colección de aplicaciones llamadas TortoiseXXX que sirven para integrar de manera fácil este tipo de soluciones dentro del explorador de archivos de Windows. Así, tenemos TortoiseSVN para Subversion, TortoiseHg para Mercurial y TortoiseGit para Git.

Todos tienen un aspecto y funcionalidad muy similar (ya que parten del mismo código base) y lo que hacen básicamente dos cosas:

  • Añaden un menú contextual a las carpetas de tu sistema de modo que puedas gestionar repositorios de código de manera sencilla:

    TortoiseGit-menuContextual
  • Muestran el estado de cada archivo que esté bajo control de código mediante el uso de iconos superpuestos sobre el icono normal de un archivo o carpeta, indicando si está cambiado, ya respaldado, con conflictos, etc...:

    Tortoise-IconOverlays-Explorer

De este modo, es realmente fácil gestionar cualquiera de estos sistemas de control de código sin necesidad de recurrir a la línea de comandos ni a otras herramientas especiales.

Gracias a ello y a que son gratuitas y Open Source, Tortoise es una de las herramientas más populares para trabajo con sistemas de control de código fuente.

Un problema habitual que suele ocurrir, sobre todo si usas Dropbox, es que los iconos de esta de carpetas y archivos no funcionen.

El motivo es que otras aplicaciones que también superponen sus iconos en otras carpetas del sistema, y a veces por cuestión de orden pueden interaccionar.

Si no se muestran los iconos superpuestos y por lo tanto no sabes en qué estado están tus repositorios, prueba a hacer lo siguiente:

1.- Abre el editor del registro del sistema, regedit.exe. Es muy importante que sea como administrador:

regedit-como-admin

2.- Localiza la rama:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer\ShellIconOverlayIdentifiers

Dentro de ésta verás que hay multitud de nodos, según las aplicaciones que tengas instaladas:

Tortoise-IconOverlays-Regedit

Si te fijas, en este caso delante de los de Tortoise, destacados en la figura, hay varios y concretamente los de Dropbox.

3.- Lo que tienes que hacer es cambiarles el nombre para que estén antes de los de Dropbox, para lo cual lo mejor es ponerles simplemente comillas dobles, como tienen éstos, así:

Tortoise-IconOverlays--Regedit2

De este modo se cambian y quedan con mayor preferencia. Simplemente pulsa la tecla F2 para poder renombrarlos de este modo.

4.- Reinicia el explorador de archivos. Para ello abre el gestor de tareas del sistema (teclas CTRL + MAYÚSCULAS + ESC) y localiza el explorador de Windows. Pulsa el botón de reiniciar:

Reiniciar-Explorador-Windows

¡Listo!

Ahora ya deberían verse bien.

Si no fuese el caso haz otra cosa adicional en el editor del registro. En la misma rama, pero en el nodo padre (o sea HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer) localiza un valor de tipo cadena llamado:

Max Cached Icons 

Si no está, créalo.

Este valor controla la cantidad de iconos superpuestos del tipo que nos ocupa que almacena Windows en su caché. Ponle un valor grande, por ejemplo 1000. Reinicia el explorador de nuevo.

Ahora sí que debería irte bien.

¡Espero que te sea útil!

¿Este post te ha ayudado?, ¿has aprendido algo nuevo? Entonces, me niego a creer que no puedas donar ni 1€ a los que necesitan algo tan básico como comer. Por cada euro que pongas tú, yo pondré otro.
¡No pases de ellos! También es tu responsabilidad.
Vamos a ayudarlos juntos