Internet Explorer tiene una pestaña especial, que es la que se suele abrir por defecto al abrir el navegador o crear una nueva pestaña con CTRL+T. En ésta se muestran, entre otras cosas, accesos directos a las páginas más frecuentes que sueles visitar en ese navegador:

IE_NuevaPestana

Al pasar por encima podemos pulsarlas  para ir directamente a esa página en cuestión. La verdad es que resulta muy cómodo para ir a toda velocidad a cualquier sitio frecuente cuando accedemos al navegador.

El problema es que también le sale un aspa, arriba a la derecha, que si pulsamos por error quita para siempre la página que cerremos de esta lista:

IE_NuevaPestana_Cerrar

Esto es un fastidio y ayer me ocurrió, por lo que estuve viendo por ahí la manera de volver a recuperarla.

Como no, ello implica visitar el registro del sistema para eliminar algunas claves. En concreto debemos visitar esta rama del registro, usando la herramienta regedit.exe:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Internet Explorer\TabbedBrowsing\NewTabPage\Exclude

Al acceder a este nodo veremos una serie de claves de tipo binario con información codificada, como estas:

IE_NuevaPestana_Registro

No podemos saber cuál es cuál, pero sí podemos eliminarlas todas. Al hacerlo, y tras reiniciar el navegador, éste empezará a registrar de nuevo también visitas a las páginas que antes habíamos prohibido. Por ello, tardaremos unos cuantos días en volver a tener la página eliminada de nuevo en la lista, hasta que se convierta otra vez en una de las más visitadas, pero al menos podremos recuperarla :-)

Es una cosa muy tonta, pero que puede resultarnos útil.

Bonus tip: aunque estas páginas frecuentes son muy útiles en el día a día son un fastidio cuando quieras hacer una demo delante de clientes o compañeros de trabajo y no quieres que se vean los sitios que más frecuentas, por el motivo que sea. Puedes ocultarlos y que se vean en blanco pulsando el pequeño enlace de la parte inferior derecha que dice “Hide sites” (o “Ocultar sitios” en español).

¿Este post te ha ayudado?, ¿has aprendido algo nuevo? Entonces, me niego a creer que no puedas donar ni 1€ a los que necesitan algo tan básico como comer. Por cada euro que pongas tú, yo pondré otro.
¡No pases de ellos! También es tu responsabilidad.
Vamos a ayudarlos juntos